Saltar al contenido

El primer ‘sí, quiero’ del Papa Francisco

El primer ‘sí, quiero’ del Papa Francisco 

papa vaticano misa RafaelJFloresA

Rafael J Flores A – Domingo, 14 de septiembre de 2014 – Publicado en: CuriosidadesSucesos 

Hay madres solteras, novios que llevan años conviviendo sin haber pasado por el altar, jóvenes desempleados que a pesar de su precaria situación se han liado la manta al cabeza y han decidido formar un hogar, un par de chavales que aún no han cumplido los 20 años, unos cincuentones… “Son parejas como tantas otras”, se señala en la nota de prensa que ha emitido el vicariado de Roma.

Papa Francisco, papa, pontifice, vaticano, boda, Rafael J Flores ALo hace realmente especiales a esas 20 parejas que hoy domingo se han convertido en marido y mujer con la bendición de Francisco, en los primeros matrimonios que celebra desde que hace un año y medio fuera elegido Papa. 

La ceremonia ha tenido lugar en la basílica de San Pedro.

Cuando era arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoiglio ya desposó en alguna ocasión a parejas que habían tenido hijos fuera del matrimonio. Y hoy, siguiendo con ese concepto de Iglesia abierta e inclusiva que predica, ha casado por ejemplo a Gabriella y a Guido. Ella tiene 50 años y una hija fruto de una relación anterior, él un matrimonio fallido a sus espaldas que fue anulado por la Sacra Rota, el tribunal de la Santa sede que en virtud del derecho canónico declara la nulidad del sacramento del matrimonio. “Sabíamos que no respondíamos a los requisitos de la pareja católica tradicional. Pero la Iglesia del papa Francisco nos acogió y metafóricamente nos abrazó”, declararon Guido y Gabriella tras saber que habían sido habían sido elegidos para integrar la lista de 20 parejas de la diócesis de Roma que han sido casadas este domingo por el Pontífice.

Francisco, que habla siempre de una Iglesia que salga a las periferias espirituales y que acoja a los que están fuera, ya sorprendió en enero pasado, cuando bautizó a 32 niños, incluido el de una pareja casada por lo civil pero no por la Iglesia. Siempre coherente con su discurso, siendo arzobispo de Buenos Aires ya había bautizado a varios niños de parejas que no estaban casadas, ni siquiera por lo civil. 

Si desea leer más sobre el tema visite: elmundo.es