Saltar al contenido

Peligros de conectarse al Wi−Fi público

Peligros de conectarse al Wi−Fi público 

peligro, wifi abierta, wifi zone, RafaelJFloresA

Rafael J Flores A – Lunes, 18 de Agosto de 2014 – Publicado en: Tecnología , Curiosidades

 ¿Crees que conectarse a una red inalámbrica es seguro?

Todos utilizamos algún servicio de Wi-Fi gratuito en algún momento de nuestras vidas, bien sea por querer ahorrar unos datos o no tener paciencia para esperar la descarga del contenido que queremos ver, pero esta práctica es más insegura de lo que crees.

La gente de Kaspersky Lab lanzó un informe recientemente sobre la actividad de hackers cuando otras personas se conectan a redes inalámbricas gratuitas.

Con sus habilidades es fácil monitorear los equipos y conseguir información, infectar con malware y hasta manipularlos vía Wi-Fi.

Cómo evitar el peligro

Como podemos hacer para navegar gratis con una protección adecuada cuando te conectes a una Wi-fi bien sea en el aeropuerto, hotel, terminales y otras ubicaciones.

  • Cada vez que inicies sesión en un sitio web, debes primero asegurarnos de que la conexión está encriptada. En estos casos, la URL de la página de inicio de sesión debe comenzar con HTTPS en lugar de HTTP.
  • También es realmente importante que la conexión permanezca cifrada durante la sesión. En este sentido, debemos tener cuidado con algunos sitios como Facebook, los cuales si bien iniciamos sesión en forma segura, el resto del movimiento en la red no se encuentra asegurado.
  • También una buena idea es consultar el correo electrónico con un navegador con conexión encriptada habilitada en lugar de hacerlo con la aplicación de correo o gestor que sueles usar. En el caso de que desees seguir usando este tipo de soluciones, entonces debes comprobar si en la configuración de los mismos  se encuentra habilitada la opción de conexiones cifradas.
  • En ningún caso es aconsejable utilizar servicios que no ofrezcan conexiones cifradas. En el caso de no saber si es así, entonces no debes utilizarla.
  • En muchos casos y para tener mejores chances de no estar en peligro, una buena alternativa es usar una red privada virtual (VPN), pero debes tener en consideración que también ofrecen vulnerabilidades y por lo tanto no son fiables para el intercambio de datos muy importantes, como documentos bancarios o empresariales.