Saltar al contenido

¿Un Moneda única global?

¿Un Moneda única global? 

Banco Mundial, ébola miles de millones, dólares, Rafael J Flores A

Rafael J Flores A – Domingo, 21 de septiembre de 2014 – Publicado en:  Economía

 

La crisis financiera mundial elevó la preocupación acerca del papel que juega el dólar en la arquitectura monetaria internacional, reformó la idea clásica que no consideraba vínculo alguno entre el sector financiero y el sector real de la economía e impulsó el interés por la necesaria reforma del sistema monetario con la finalidad de reducir el margen de beneficios de la especulación cambiaria y evitar la ocurrencia de desequilibrios comerciales. De esta manera, funcionarios públicos, académicos, representantes de instituciones supranacionales (FMI, ONU, entre otras), economistas y banqueros, coinciden en la necesidad de desarrollar una regulación y supervisión más efectiva del mercado financiero para minimizar la posibilidad de ocurrencia de nuevas crisis; la obligación de reducir el papel de la moneda estadounidense como “unidad de reserva mundial”; acordar un sistema de tipos de cambio con base en un patrón estable; y promover un nuevo sistema monetario sustentado en principios y normas multilaterales, donde se incluye la creación de una moneda única global.


En este sentido, referida idea de integración monetaria mundial o moneda única global, es similar al Bancor propuesto por J.M. Keynes en Bretton-Woods (1944) y luego apoyado por Cooper, Mundell y otros economistas, que representaba una moneda supranacional para suplir a las monedas locales y que sería emitida por un banco central global. El desarrollo de nueva tecnología financiera (dinero electrónico, dinero virtual, etc.), y la posibilidad de una “guerra de divisas” para mejorar la competitividad de los países, ha incentivado el apoyo a la idea de la creación de una combinación de monedas de reserva regionales como parte de la unidad monetaria global.


Su desarrollo es técnicamente posible, pero no viable en las condiciones vigentes del sistema monetario internacional. Para avanzar será necesario superar algunos retos que en la actualidad limitan cualquier intento por crear una moneda de curso legal para las economías del mundo: 1) aclarar el rol de los países en el diseño e instrumentación del marco supranacional necesario; 2) definir la división de poder para la toma de decisiones dentro de dichas instituciones supranacionales encargadas de emitir la nueva moneda; 3) identificar el impacto de la tecnología para provocar innovaciones financieras que facilitan el intercambio de bienes y servicios y cambian el rol de las monedas locales; 4) especificar el papel del sector público y del sector privado en la emisión y utilización de mercancías que cumplen las funciones del dinero; y 5) precisar los criterios de gobernanza global en el ámbito fiscal, monetario y cambiario.

 

Fuente: eluniversal.com