Saltar al contenido

Cierre de frontera entre Colombia y Venezuela

Cierre de frontera entre Colombia y Venezuela

venezuela, colombia, Rafael J Flores A

Rafael J Flores A – Martes, 12 de Agosto de 2014 – Publicado en: PolíticaSucesos

Según se reporta en eltiempo.com

Desde este lunes a las 9:30 hasta las 4:30 de la madrugada de este martes estuvo cerrada la frontera venezolana, una medida que se prolongará indefinidamente y con la que el gobierno del presidente Nicolás Maduro pretende combatir el contrabando de mercancías y combustible hacia Colombia, que, según él, es causante de la fuerte escasez de alimentos en su país.

Sin embargo, hay voces de uno y otro lado que critican o consideran buena la medida, pero en lo que todos están de acuerdo es en que, más allá de un control represivo por parte del gobierno venezolano, lo que se debe corregir son varios aspectos que causan el fenómeno. 

Contrabando o tráfico ilegal de mercancías entre Venezuela y Colombia se ha presentado desde hace varias décadas, y eso ha ido a la par del comercio legal

Lo diferente es que desde hace algunos años en Venezuela se han dado unas condiciones que, por su modelo económico, favorecieron por el diferencial cambiario y los subsidios a muchos alimentos y a la gasolina que comerciantes y familias colombianas en la frontera se beneficien en la adquisición de esas mercancías. Eso sin contar con que de unos años para acá en Venezuela la producción ha registrado caídas en casi todos los sectores y hoy, según cálculos conservadores, de 100 productos de consumo masivo, 30 no se encuentran en los estantes de los supermercados. Y eso que las autoridades venezolanas dejaron de publicar dicha estadística (índice de escasez) cuando ya superaba el 20 por ciento mensual.

Argumento

La difícil situación para adquirir todo lo que los venezolanos ponen en sus mesas ha sido el argumento del gobierno Maduro para cerrar la frontera por las noches, como cuando los señores feudales, en la Edad Media, cerraban sus castillos para que no los invadieran.

Pero la medida, así parezca coercitiva, tiene virtudes, a decir de conocedores.

Para Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo-Venezolana, el cierre fronterizo es positivo “siempre y cuando haya una coordinación de los dos países”, pues el problema es “supremamente serio” y “las autoridades sí han visto que entra mucho contrabando a Colombia”.

La dirigente está de acuerdo con la lucha contra el contrabando, pero pide “fortalecer el comercio legal entre los dos países” y “trabajar para disminuir el diferencial entre los precios de los productos”.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, dice que la frontera es muy porosa, pues “los productos pasan no solo por los lugares habilitados, sino por varias trochas”.

Pero Díaz insiste en que el contrabando, como un problema regional fronterizo, “no es el culpable de la escasez en toda Venezuela”.

Desde Venezuela, el exgobernador del estado Táchira César Pérez Vivas considera que “el cierre de la frontera constituye una restricción grave del derecho al libre tránsito y no puede ser acordada por una resolución, mucho menos por vía de hecho. La decisión establece de facto un ‘estado de excepción’, es decir, una suspensión de las garantías constitucionales, pues la Constitución establece que toda persona tiene derecho a ausentarse del país y volver, pero no establece horarios, permisos ni autorizaciones.

Fuente: eltiempo.com