Saltar al contenido

Colombia suspende el diálogo con las FARC por el secuestro de un general del Ejército

Colombia suspende el diálogo con las FARC por el secuestro de un general del Ejército 

Rafael J Flores A – Lunes, 17 de Noviembre de 2014 – Publicado en: PolíticaSucesos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió el diálogo de paz que su gobierno celebra desde 2012 con la guerrilla de las FARC hasta que se aclare la situación sobre el secuestro de un general del Ejército.

“Se suspenden negociaciones de paz hasta que se aclare esta situación. Mañana no viaja a Cuba el equipo negociador del gobierno y se suspende el ciclo 32 de los diálogos”, dijo Santos desde la sede del Ministerio de Defensa en Bogotá, en donde se reunió con el jefe de esa cartera, Juan Carlos Pinzón, y la cúpula militar.

Minutos antes, el presidente había confirmado el secuestro del comandante de Tarea Conjunta Titán del Ejército, general Rubén Alzate, y responsabilizó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de COLOMBIA (FARC) del hecho que ocurrió en la víspera cuando el alto oficial viajaba por un río del departamento de Chocó.

“Exigimos a los captores que lo liberen cuanto antes sano y salvo”, escribió Santos en Twitter al explicar algunos detalles de la retención de Alzate, quien habría sido interceptado por guerrilleros cuando realizaba la verificación de un proyecto energético en la región fronteriza con Panamá.

Asimismo, el mandatario dijo haberle dado “instrucciones al ministro de Defensa (Juan Carlos Pinzón) para que se traslade al Chocó y personalmente asuma la investigación sobre el secuestro del general”.

El jefe de Estado cuestionó además la forma en que Alzate “rompió todos los protocolos de seguridad y estaba de civil en zona roja” acompañado por una asesora del Ejército y otro uniformado, y pidió a las Fuerzas Militares intensificar la búsqueda del comandante.

La semana pasada se reportó un hecho similar después de que dos uniformados fueran reportados como desaparecidos tras un enfrentamiento con las FARC en el departamento de Arauca, limítrofe con Venezuela.

Días después, la guerrilla confirmó en un comunicado la “retención en combate” de los militares y afirmó que “los uniformados fueron hechos prisioneros tras haber sido reducidos en combate abierto”.

Las delegaciones del gobierno y las FARC han llegado a acuerdos preliminares en tres de los cinco puntos de la agenda pactada referentes al desarrollo agrario integral, la participación en política de los guerrilleros que se desmovilicen y la lucha contra el narcotráfico.

En la actualidad las partes discuten el punto sobre las víctimas y su reparación, y esta semana estaba previsto que reanudasen un nuevo ciclo de conversaciones.

Esta sería la segunda vez en la que las conversaciones son interrumpidas, después de que en agosto de 2013 ambos equipos suspendieran por un par de días el proceso a causa de la molestia que causó a las FARC un proyecto del gobierno que busca refrendar los documentos que se firmen en La Habana.

Fuente: clarin.com