Saltar al contenido

El Estado Islámico asegura haber decapitado a otro rehén de EE UU

El Estado Islámico asegura haber decapitado a otro rehén de EE UU

 

 

Rafael J Flores A – Domingo, 16 de Noviembre de 2014 – Publicado en: PolíticaSucesos

 

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) aseguran haber decapitado a otro rehén occidental, según ha avanzado la agencia France Press. El grupo terrorista ha difundido un nuevo vídeo en el que supuestamente se da muerte al estadounidense Peter Kassig. El EI amenazó con matarle en la cinta con la que divulgó el pasado octubre el asesinato del cooperante británico Alan Henning.

De confirmarse la veracidad del nuevo vídeo, el asesinato de Kassig sería el quinto de un rehén occidental en manos del grupo yihadista, que controla amplias zonas de Irak y Siria, y al que combate Estados Unidos -con apoyo por una coalición internacional- con bombardeos aéreos.

Las anteriores víctimas del EI, que divulga los macabros vídeos con amenazas de nuevas decapitaciones, fueron los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y los cooperantes británicos David Haines y Alan Henning. Otro secuestrado, el ciudadano francés Hervé Gourdel fue decapitado a finales de septiembre por un grupo radical afín al Estado Islámico en el norte de Argelia.

Peter Kassig, de 26 años, sirvió en Irak entre abril y julio de 2007 con el 75º Regimiento Ranger del Ejército de Estados Unidos. Tras retirarse por motivos médicos, decidió regresar a Oriente Próximo como trabajador médico con el objetivo de ayudar a los afectados por la guerra. Según sus padres, trabajaba en una organización humanitaria que él mismo fundó, Special Emergency Reponse and Assistance, cuando fue capturado de camino a Deir Ezzor, en el este de Siria, hace un año.

Tras la amenaza del EI a la vida de Kassig, sus padres publicaron una carta que les escribió durante su cautiverio en la que asegura que temía morir pero que está convencido con sus creencias, después de haberse convertido al Islam. Kassig se convirtió entre octubre y diciembre de 2013 tras compartir celda con un musulmán sirio devoto, según la familia.

A principios de noviembre, un grupo de amigos del rehén pidió su liberación en una rueda de prensa celebrada en la ciudad de Trípoli, en el norte de Líbano, según informó Efe. Según recogieron medios locales, un portavoz de este grupo de apoyo, Firas Agha, un ciudadano sirio refugiado en Tripoli y que colaboró con Kassig, instó a la liberación de Abdel Rahman, nombre que adoptó el rehén tras convertirse al islam. Durante su alocución, Agha subrayó que el islam “no permite a los musulmanes matar a otro musulmán, sobre todo si ha hecho buenas acciones”.

Fuente: elpais.com