Saltar al contenido

Enfermera que atendió a Teresa en Alcorcón no sabía usar equipo de protección

Enfermera que atendió a Teresa en Alcorcón no sabía usar equipo de protección

Enfermera, Teresa, Alcorcón, protección, ebola, Rafael J Flores A

Rafael J Flores A – Jueves, 09 de Octubre de 2014 – Publicado en: SaludSucesos

El box del hospital de Alcorcón en el que estuvo ingresada la auxiliar de enfermería contagiada por el virus del Ébola no estaba preparado para atender a un paciente con esa infección y la enfermera que la atendió no sabía ponerse ni quitarse el equipo de protección.

Así lo ha denunciado hoy en el portal de internet diarioenfermero.es una de las enfermeras que atendió en el hospital de Alcorcón el pasado lunes a la auxiliar contagiada por el virus del Ébola.

Según explica esta sanitaria, Teresa ingresó a primera hora de la mañana del lunes con fiebre y malestar general y explicó que había trabajado atendiendo al segundo misionero repatriado en el Carlos III de Madrid. “En todo momento fue muy considerada con todo el personal con el que se puso en contacto desde que llegó, avisando de que posiblemente estaba enferma de ébola”.

Al notificar esto, se la pasó al box de aislamiento, en el que normalmente ingresan pacientes con enfermedades infecto-contagiosas y que estaba definido en el protocolo para los posibles casos de ébola.

Este protocolo fue en su día criticado por una serie de médicos de urgencia que indicaron que ese cuarto no estaba preparado para atender a un paciente con este tipo de infección, ya que para poder entrar y salir de la habitación se necesita un cuarto sucio donde poder desvestirte.

Además, advirtieron de que, si se utilizaba ese traje, el personal tenía que desvestirse dentro de la misma habitación del paciente, ya que el material contaminado que había estado en contacto con la paciente no podía salir de ese área porque contaminaría al resto.

De hecho, la enfermera advierte de que las compañeras que pasaron a atender a la paciente se quitaron la ropa dentro de la habitación, “lo cual hace que tengan posibilidades de contagios”.

Sobre el equipo de protección que usaron los sanitarios que atendieron a Teresa Romero, esta enfermera relata que el que se usó en un primer momento era del tipo 2 -un equipo de protección altamente deficiente para este tipo de pacientes- y que no hubo equipos adecuados hasta la tarde del miércoles.

Explica que la enfermera que tenía asignado ese box señaló que no sabía cómo tenía que ponerse ni quitarse la ropa disponible y que, por lo tanto, no estaba preparada para hacerlo.

“Le dijeron que en la parte posterior de la puerta, dentro de la habitación, hay un cartel en el que te dice el orden en el que te tienes que quitar las cosas”, afirma.

Durante el resto del día se siguió trabajando con ese tipo de protección porque Salud Laboral y Medicina Preventiva del Hospital mantenían que era la recomendada ante posibles casos de contagio por ébola.

Fue el material del que se dispuso “a pesar de las repetidas veces que el personal de enfermería que estaba trabajando manifestó sus dudas respecto a la protección que estaban recibiendo con dicho material”.

Así, denuncia que el protocolo no era correcto. “Se había definido un lugar en el cual no se podía atender a un paciente con ébola, el personal que pasaba no disponía de un sitio donde quitarse correctamente la ropa y poder salir, teniendo más posibilidades de contaminarse, y todavía no tenemos realmente recursos adecuados para atender este tipo de pacientes o bien sospechas de los mismos”.

También señala que la sala donde se atendió a la auxiliar de enfermería infectada seguía sin limpiar a media mañana del miércoles 8 de octubre y destaca que el primer positivo fue conocido por el hospital a las 15.00 horas, mientras que los profesionales no fueron informados hasta las 18.00 horas, que se enteraron por la prensa.

A pesar de esto, la enfermera ha subrayado que “en ningún momento se dudó de pasar al box para prestar a la paciente la atención que necesitaba”.

Fuente: lavanguardia.com