Saltar al contenido
Marketing Musical | Rafael J Flores A

Cinco falsos mitos sobre la salud que probablemente no conocías

Cinco falsos mitos sobre la salud que probablemente no conocías

Rafael J Flores A – Jueves, 27 de Noviembre de 2014 – Publicado en: Curiosidades, Salud

Desde la tradicional creencia de que beber leche evita las fracturas de los huesos, hasta el mito de que el yogur ayuda a tener una buena digestión. A día de hoy, son decenas las leyendas urbanas que, por repetirse hasta la saciedad, son consideradas como verdaderas a pesar de no ser más que una falacia. En un intento de luchar contra ellas, el portal Web Bussines Insider ha elaborado una lista con las más destacables y conocidas a día de hoy.

 1-Abrigarte evita que te resfríes.

Una de las frases más repetidas por todas las madres de España es la de abrígate, que te vas a resfriar. Sin embargo, y por mucho que dicha creencia esté instaurada ya en la sociedad, es algo totalmente falso. ¿La razón? El frio no hace que enfermes, pues de ello ya se encargan los virus.

Aunque es cierto que éstos suelen atacar a los organismos que estén debilitados, por ejemplo, por las bajas temperaturas, la causa verdadera de que nos constipemos más en invierno se debe a que pasamos más tiempo en lugares cerrados, lo que hace que sea más fácil contagiarse.

2-El yogur ayuda a hacer la digestión

Una de las creencias más extendidas es que comer un yogur facilita la digestión, pero nada más lejos de la realidad. Los encargados de desmitificar este alimento fueron los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, quienes –tras llevar a cabo varios experimentos en 2011- determinaron que el consumo de un yogur al día no cambia el contenido genético de las comunidades microbianas intestinales y, por lo tanto, no favorece una buena asimilación de los alimentos.

3-La leche fortalece tus huesos y evita que te hagas fracturas.

A pesar de la creencia popular que afirma que un adulto debe beber tres vasos de leche al día, varios estudios han establecido que no hay ninguna relación entre ingerir este alimento (o suplementos de calcio) y tener menos fracturas en los huesos. De hecho, esas mismas investigaciones afirman que abusar de los lácteos puede llegar a aumentar el riesgo de mortalidad en mujeres.

4-Espera una hora después de comer para bañarte.

¿Quién no ha estado sentado frente a la piscina tras haber comido viendo pasar las manecillas del reloj? La tradición dice que hay que esperar varias horas para bañarse después de haber ingerido alimentos. Concretamente, esta idea se basa en la teoría de que la digestión provoca que el estómago use sangre que, normalmente, tendría como destino los músculos. Esto provocaría que, al nadar, aumentara el riesgo de tener un calambre.

Sin embargo, y según afirma el portal Bussines Insider, no hay estudios que sustenten esta idea. Por el contrario, los calambres se producen debido a la actividad física, y no por tener el estómago lleno. Por ello, si sufrimos uno lo mejor es esperar a que se pase y evitar culpar a la digestión.

5-El cuerpo tarda varios años en digerir un chicle.

Esta afirmación es totalmente falsa ya que, como explica el portal web, el cuerpo simplemente no puede digerir un chicle. Por ello, éste se mantiene intacto tras su paso por el estómago hasta que es expulsado. Con todo, no debemos tener miedo a que, como se suele escuchar, se pegue en los intestinos.

Fuente: elperiodiquito.com